lunes, 10 de marzo de 2008

Pasión canalla








El capitán Talabarte, en su ardua singladura, ha recalado en un puerto que difícilmente olvidará. Llegué a Rosario tras un viaje de 23 horas y allí estaba Marcelo esperándome en la terminal. Saludos, parabienes, reencuentro con Horacio , presentación de Daniel y a navegar al río. Rosario es una agradable ciudad de poco más de un millón de habitantes que , al no tener atractivos turísticos, es muy tranquila y se puede ver de verdad cómo es la vida diaria de los argentinos.





El Paraná es el emblema de Rosario ( aparte de ser la cuna dse la bandera y de3 albergar a Rosario Central, tema del que hablaré después) . Gran río por el que se accede a una serie de islas en las que te encuentras aislado de la ciudad; un auténtico remanso de paz. Una preciosa mañana en la que disfruté del paseo, las vistas, el sol y la compañía.







Por la noche pantagruelica parrilla en casa de unos amigos. No se puede describir con palabras el ambiente y la diversión que hubo.



De todas formas yo ya no me extraño de nada después de leer noticias en la prensa como ésta.


Visita al centre català de Rosario, toda una institución en la ciudad:





Hubo también tiempo para unas copas en el bar privado de Daniel, todo un lujo.




Y por fin llegó el día tras el cual hay un antes y un después en la vida del capitán Talabarte. Fui a la cancha de Rosario Central para ver un partido contra Colón. Esto sí que no puede describirse con palabras, hay que vivirlo. La hinchada de Central son los llamados canallas , y a ellos nos unimos para disfrutar de una divertida tarde de fútbol.




video

También hubo tiempo para conocer a las estrellas locales del rock and roll:



En el apartado gente guapa-guapa gente, no hay ninguna duda, Horacio, Daniel y Marcelo se encargaron de que no me faltara de nada y de que la estancia en Rosario fuera de lo más agradable. Gracias!




En cuanto a ilustres capitanes, tuvimos el privilegio de navegar al mando del capitán Horacio Rupión, que con mano firme nos llevó a buen puerto.



Sólo me queda agradecer a la gente de Rosario su amabilidad y sus ganas de charrar y hacerle agradable la estancia al gallego.

De aquí me fui a Buenos Aires para pasar mis tres últimos días.
Ésta es una vista nocturna de la avenida Corrientes.
Allí me encontré con varios habituales de este blog:





Por supuesto visita y paseito por San Telmo:


Y también partidito de fútbol en la Bombonera: Boca Juniors Vs Independiente. No es Rosario Central, pero no estuvo mal.

Y para acabar, copita en el Café Tortoni, toda una institución en plena avenida de Mayo.



Aquí acaba el blog de este viaje que tanto he disfrutado. Espero que también lo hayáis disfrutado vosotros. Gracias a todos los que habéis visitado el blog, hayáis escrito o no. Aunque espero que en el próximo se anime más gente a dejar sus comentarios.



Como siempre, he visto más cosas de las que puedo recordar, pero recuerdo muchas más cosas de las que he visto.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

-------BARIGOZA---------
Pedazo de fiesta que se vivio en Rosario, el campo parece el Carranza y la gente muy simpaticota. Me meti en el bar que me dijiste y es un pasote, espero ver muchas foticos y muchos videos para ampliar el viaje que esta vez se ha hecho un poco corto... Un besazo gordo y te esperamos para acompanarte en tu proximo viaje (pero esta vez no virtualmente) Muak, Paula, Michele y Luca (el timido jeje)

el chache dijo...

Buenas comidas, Rosario Central, grandes colegas y compañeros de viaje, rios, árboles, primos, el padri, icebergs y glaciares, barcos y aviones, buen rollo, disfrute, ese güiskito, siesta y plácido despetar, playas, leones marinos, el lugareño, conversar, mirar, ver, el mar, carretera, el recuerdo, sentimiento, una cerveza, polvo, frío, mochila, ahora leo un poco, la espera, qué bueno!, el capitán, la foto, paseito, bonita habitación, soledad, ¿has visto eso?, tocar, el viento, susurro, por la senda, descanso, una canción, el cariño, especias, la risa,...el viaje.
...Y dices que todo esto se ha acabado? ...que esto esto...estoesto...esto es todo amigos? No colegaq; yo ya pienso en el siguiente... y el siguiente es a Zaragoza.
Siempre te recuerdo con alegría.
Un besazo.

Carmen dijo...

Buenooo, buenoooooo!
No me extraña que no escribieras con esa comisión de fiestas y festejos de Rosario!! Unas últimas etapas superwappas que hacen honor a este peaso viaje que te has marcao. Ya sabes que queremos verte, que nos cuentes cosas, y ver las fotos... la historia será cuándo, porque habrá cola para verlas. Besos de bienvenida, Manu!
Badalona Conexion

Carmen dijo...

Por cierto, chache, qué bonito comentario le has dejado a Manu!! Besos también para Zell y para ti, para Marisa,para Esterban, y para todos los bloggerviajeros tan salerosos que pueblan este blog del intrépido capitán Talabarte. Muà!!

tata dijo...

Hermano bienvenido a casa. Estamos contentos porque así nos contarás las cosas en vivo, pero la magia de abrir el pc y encontrarnos con esas fotos y esas vivencias, se ha acabado por ahora. Mis mañanas ya no serán lo mismo, pero esperamos con ilusión la proxima singladura que nos llevará a algún sitio de los que todavía nos queda por descubrir contigo. El ultimo beso virtual, el proximo será con emocion y en nuestra casa. BIENVENIDO.

daniel dijo...

MANU POR FIN LAS FOTOS...ESTAN BUENISIMAS ESPERO ESTES BIEN Y TE COMENTO QUE YA REPUSE LAS BEBIDAS QUE SE TOMARON CON MARCELO AQUELLA NOCHE DE CONFESIONARIO......

Anónimo dijo...

-------BARIGOZA----------
Ayer con la emocion se me olvido despedirme de todos los compis de viaje...Nos vemos en Zaragoza, en La Rapita, en Cadiz, en Rosario, en la Cala, en Borja, en el Cervino, en Bari...y como mucho nos vemos en la proxima entrega del Capitan Talabarte (que no serà tarde)...Mil besitos gordos para todos, un placer acompanarles en este viaje...
P.D. Con el teclado italiano no se poner acentos, sorry!

esterban dijo...

¿Qué tal la vuelta a casa? ¿Se hizo largo el viaje de vuelta? ¿Y el instituto? ¿Sigue iguallll? Sin muchos más ánimos que añadir, decirte que hemos pasado unos cortos pero intensos ratos juntos en esta aventurilla. Nosotros regresamos mañana y esperamos que los primeros interrogantes no sean muy duros. En fin, lo bueno se acaba pero eso lo hace especialmente bueno, si no fuera así, no sabríamos apreciar lo que tenemos. Voy a dejar de escribir que se me van a colar las lágrimas por el teclado y dejará de poner acentos como en Italia. Saludos para todos.

Anónimo dijo...

manu: un placer haberte conocido, un gusto haber participado de tu "evangelizacion" y una suerte q hallamos pasado la prueba del jabali. un abrazo desde rosario, fabian.

jordi dijo...

H Manu! después de otro magnífico viaje vuelves a tu vida habitual. Hemos pasado muchos ratos siguiendo tus aventuras a través de este insuperable blog. No hace falta expresar nuestra alegría por tu regreso.
Sólo decir que estaremos atentos a tu próxima partida mientras nos tomamos unas cañas (o unos cubatas).

megachun dijo...

Me alegra muchisimo el hecho de que hayas conocido a mi gente de Rosario. Fueron solo tres dias, pero muy intensos.
Me lo pasé fantastico. Y doy fe que los "pibes" tambien.
Valenciaaaaa, chan cha chan........

Joan LL dijo...

Bien Manu Bien una muesca mas en el mapa mundi( y por cierto bien grande)a este paso solo te quedaran los viajes espaciales
he disfrutado mucho de tu viaje a la vez que me instruia con la sabiduria que transmite un viajero instruido y que sabe transmitir.
No me tengas en cuenta el que no te pusiera demasiados comentarios(no queria saturar el blog jejejej) una excusa como otra.Enhora buena y nos vemos per les trres del Ebre o por donde sea
Una abraçada Joan Llagostera

Anónimo dijo...

HOLA MANU COMO ESTAS? TE COMENTO QUE MUY PRONTO ESTARE VISITANDOTE EN LA RAPITA Y ESTOY SEGURO QUE LA PASAREMOS JOYA CANTANDO TODO EL TIEMPO VALENCIA LALALALALLAALLALAL.....UN ABRAZO RATUL

Angelica dijo...

Es muy lindo cuando una puede recorrer con su equipo distintas canchas en varios lados diferentes. Me la paso en los departamentos en buenos aires siguiendo los resultados de mi equipo cuando no puedo viajar